Salud Integral

¿Sabes qué beneficios te brinda cada compresa y porqué tenerlas todas en casa?

Las compresas Thermogel están diseñadas para brindarte los mejores beneficios y aliviar una gran cantidad de malestares, sin embargo cada una tiene un uso y un fin muy particular. A continuación te explicamos cómo utilizarlas y cuál es la diferencia entre ellas.

1~ Compresa térmica grande:

Esta compresa térmica es muy fácil de usar y es ideal malestares o padecimientos en zonas amplias del cuerpo, por ejemplo para dolores de espalda alta, media y baja, lumbares; ayuda a producir un efecto analgésico, el calor alivia el espasmo muscular a aumenta el flujo sanguíneo, suaviza los músculos tensos, reduce la rigidez y da alivio prácticamente inmediato.

2~ Compresa térmica mediana:

Esta compresa es ideal para zonas más reducidas del cuerpo como el bajo vientre ayudando a reducir los cólicos, la inflamación, también favorece la cicatrización y repara tejidos, actúa como analgésico, tiene un efecto sedante, disminuye la presión arterial, reduce la sensación de dolor, estimula el movimiento en la zona abdominal y es un tratamiento no invasivo.

3~ Compresa térmica chica:

Esta compresa térmica por su tamaño es ideal para áreas más localizadas y más pequeñas de cuerpo, para aliviar dolores por torceduras, dolores de cabeza o golpes. Cuando se activa en frío reduce la circulación, la hinchazón y el daño celular. Cuando se activa en caliente ayuda a reducir la inflamación, suavizar los músculos tensos, mejorar la flexibilidad. Es muy recomendable para los bebés o niños.

4~ Compresa térmica para las articulaciones:

Este modelo tiene un diseño ergonómico, adaptable a la forma de las articulaciones, que además proporciona mayor comodidad gracias a sus cintas ajustables. Perfecto para aliviar el dolor por lesiones de manera sencilla y cómoda, así como disminuir rigidez en articulaciones. Gracias a que contiene sales minerales de la mejor calidad, esta compresa puede reactivarse hasta 2 mil veces, es fácil de limpiar y esterilizar.

5~ Antifaz:

Este antifaz es ideal para mejorar el aspecto de nuestro rostro, rediciendo ojeras e hinchazón.

El frío estimula la circulación sanguínea, destensa los músculos faciales, reduce la hinchazón y aporta luminosidad a la piel. Estos antifaces son muy sencillos de utilizar, además de que son baratos y muy efectivos. Usarlo es tan fácil como meterlo en el congelador hasta que el gel que hay en su interior se congele, con lo cual aprovecharemos el efecto estimulante de la circulación que produce el frío para reducir la hinchazón de nuestros párpados y las bolsas de los ojos.

Al principio será un poco incómoda la sensación de frío, pero te acostumbrarás enseguida y además notarás como tu rostro y tu cuerpo se van relajando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *