Trufas de coco cubiertas con chocolate oscuro

AutorGooday México
CalificaciónDificultadPrincipiante

Para las celebraciones de diciembre, sorprende a tus amigos y familiares con este exquisito postre.

Servicios1 Persona
Preparación15 minsCocción30 minsTiempo Total45 mins
 2 tazas Coco deshidratado (sin azúcar)
 5 cucharada Aceite de coco
 1 cucharadita Vainilla
1

Procesa el coco en una licuadora o procesador de alimentos hasta que la textura se convierta en harina espesa. Transfiere a un tazón y agrega la miel, el aceite de coco (derretido) y la vainilla. Revuelve hasta que se forme una pasta espesa.

2

Usando tus manos, separa la mezcla en aproximadamente 18 bolas pequeñas. Puedes darles forma de bolas al apretarlas primero en la palma de mi mano varias veces (obtendrás un poco de aceite en las manos) y luego moldearlas suavemente de un óvalo a una bola redonda. Coloca las bolas de coco en el refrigerador durante aproximadamente 30 minutos o hasta que estén firmes. Te puedes dar cuenta de que están listos cuando se les forma un pequeño anillo blanco de aceite de coco solidificado alrededor de la base de cada bola.

3

Derrite el chocolate a baño María, lenta y suavemente hasta que esté cremoso y se pueda untar. Extiende una hoja de papel encerado. Con dos tenedores, sumerge cada bola de coco en el chocolate hasta que esté completamente cubierta. Saca la bola con el tenedor y deje que el chocolate extra gotee del tenedor. Coloca suavemente la bola cubierta de chocolate sobre el papel encerado y enfríe hasta que el chocolate se haya endurecido. Almacenar en el refrigerador

Ingredientes

 2 tazas Coco deshidratado (sin azúcar)
 5 cucharada Aceite de coco
 1 cucharadita Vainilla

Instrucciones

1

Procesa el coco en una licuadora o procesador de alimentos hasta que la textura se convierta en harina espesa. Transfiere a un tazón y agrega la miel, el aceite de coco (derretido) y la vainilla. Revuelve hasta que se forme una pasta espesa.

2

Usando tus manos, separa la mezcla en aproximadamente 18 bolas pequeñas. Puedes darles forma de bolas al apretarlas primero en la palma de mi mano varias veces (obtendrás un poco de aceite en las manos) y luego moldearlas suavemente de un óvalo a una bola redonda. Coloca las bolas de coco en el refrigerador durante aproximadamente 30 minutos o hasta que estén firmes. Te puedes dar cuenta de que están listos cuando se les forma un pequeño anillo blanco de aceite de coco solidificado alrededor de la base de cada bola.

3

Derrite el chocolate a baño María, lenta y suavemente hasta que esté cremoso y se pueda untar. Extiende una hoja de papel encerado. Con dos tenedores, sumerge cada bola de coco en el chocolate hasta que esté completamente cubierta. Saca la bola con el tenedor y deje que el chocolate extra gotee del tenedor. Coloca suavemente la bola cubierta de chocolate sobre el papel encerado y enfríe hasta que el chocolate se haya endurecido. Almacenar en el refrigerador

Trufas de coco cubiertas con chocolate oscuro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.