Happiness, Reconoce tus Emociones, Salud Integral

La evolución de la consciencia como parte de la “nueva normalidad”

En este regreso a la “nueva normalidad” esencial reconocer cómo estábamos viviendo antes de la pandemia y cuáles son los medios que nos pueden ayudar a adaptarnos, ser más resilientes y desarrollar la consciencia para convivir en plenitud.

El confinamiento nos ha regalado varios aprendizajes y seguramente nos ha llevado a profundizar sobre qué estábamos haciendo antes y qué podemos hacer ahora para mejorar. Así que bien, este retorno es una invitación abierta para hacer las cosas de forma distinta y con ello obtener resultado diferentes.

Es evidente que las personas más afectadas y la mayoría de los decesos se han dado en aquellas con una salud precaria y que han llevado hábitos profundamente nocivos, así que el cuidarse y ser saludable ya no es ninguna moda o capricho, es una necesidad vital así como una responsabilidad moral, ya que el virus no piensa irse a ningún lado y estamos lejos de encontrar una vacuna. Por ello te invitamos a que tomes nota sobre cuáles son los mejores hábitos que puedes adoptar para el regreso a la cotidianidad en plenitud y por el bien de todos. Esto es parte de la evolución de la consciencia de la humanidad.

1. Práctica de meditación

La herramienta de la meditación nos ayuda a cultivar y desarrollar la atención plena, vivir en el momento presente es esencial para plantar y mantener cualquier otro hábito saludable, así como para desarrollar resiliencia, aceptación y compresión. La meditación ayuda a bajar los niveles de estrés y cortisol en el cuerpo, responsables de procesos de inflamación y enfermedades.

2~ Hábitos alimenticios

Poner particular atención a este aspecto puede hacer la diferencia entre la vida y la muerte. Las personas con diabetes y obesidad han sido los más expuestos a presentar graves complicaciones al contraer el virus. Las personas con una alimentación saludable, que obtienen todos los nutrientes diariamente, han logrado mantener un sistema inmune que les ayude a salir de la enfermedad sin riesgo de muerte. Así que la próxima vez que quieras comer comida chatarra, piénsalo bien.

3~ Actividad física

Se recomienda hacer ejercicio aeróbico de intensidad moderada regular, como caminar, correr o andar en bicicleta, con el objetivo de alcanzar 150 minutos por semana. El ejercicio de resistencia tiene claros beneficios para mantener los músculos, lo que también ayuda al movimiento.

En este momento en particular, los investigadores subrayan la importancia de mantener una buena higiene personal al hacer ejercicio, incluido lavarse bien las manos después del ejercicio. Para dar al cuerpo la mejor oportunidad de combatir las infecciones, sugieren que además de hacer ejercicio regularmente, las personas deben prestar atención a la cantidad de sueño que obtienen y mantener una dieta saludable, es decir, energía equilibrada para dar cuenta de la energía utilizada.

4~ Uso de cubrebocas, caretas y alcohol en gel

Todos estos materiales son nuestro “nuevos mejores amigos” en lo que concierne a regresar a los lugares de trabajo o a la vida social. Afortunadamente hay cada vez más opciones de alta calidad que nos ayuda a protegernos y proteger a los demás.

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.