Rutinas, Salud Integral

7 Rituales de auto-cuidado diario, que toman menos de 15 minutos

Los rituales son una forma de celebrar la vida e infundir significado en nuestros días, es la forma en que podemos romper con las rutinas y la monotonía, al añadir espacios de placer e inspiración para así crear alegría en lo mundano y alimentar nuestras almas.

Por ello es esencial llenar nuestros días con rituales simples que nos recuerden que la vida es más que sólo una lista de tareas que vamos tachando de nuestras múltiples listas de pendientes. Estos rituales nos ayudan a detenernos y descansar; a disfrutar de las cosas simples de la cotidianidad que le dan significado a la vida.

Los rituales simples son más sostenibles, sin embargo al cabo de varias veces de realizarlo se puede convertir en una tarea más, por ello está bien probar rituales diferentes de tiempo en tiempo. Lo importante es la intención.

Te compartimos algunas ideas para rituales simples que no requieren mucho tiempo. Elige sólo uno o tres y pruébalos:

7 rituales de auto-cuidado que duran 15 minutos o menos:

#1 Hora del té

Poner la tetera o el agua a hervir, reposar tu té favorito y saborearlo. Así de sencillo es este ritual que puedes hacer por la mañana para comenzar bien el día. También lo puedes celebrar al medio día, con un té verde para mantener la atención en lo que resta de la tarde… Esta pausa es una oportunidad para notar tus pensamientos, respirar y prepararte para cerrar bien la jornada.

#2 Utiliza equipos de protección para salir de casa

Al salir de casa, es necesario que utilices caretas de protección, cubrebocas, guantes u otros artículos como el gel antibacterial. Sal a dar una camita, respira profundo y muévete. Una caminata corta es un gran ritual diario que te permite tomar baños de sol, aire fresco y la oportunidad de disfrutar y apreciar la belleza que te rodea.

#3 Respira

La próxima vez que te sientas estresado, presta atención a algo. ¿Cómo estás respirando? Nota si estás aguantando la respiración, respirando corto o rápido, profundo o superficial.

Procura llevar un ritual de respiración. Sólo dura unos minutos y puedes hacerlo en cualquier momento. Lo único que necesitas es tomarte un tiempo para sentirse cómodo y respirar profundamente. La respiración controlada ayuda a relajarse, desestresarse y aumentar la atención plena.

#4 Medita

Con tan sólo unos minutos de meditación puedes calmar tu mente y aliviar el estrés. La práctica de la meditación ayuda estar en el presente, en lugar de preocuparse por el pasado o el futuro.

#5 Vístete para ti

Vístete todos los días como si tuvieras una cita especial que estás esperando, como una cita de té a las 4 en punto contigo mismo …

Cada mañana, elige un atuendo con el que te sientas bien, arréglate el cabello, etc. No te tomará mucho tiempo y verse bien ayuda a sentirse aún mejor.

#6 Decide cómo quieres sentirte

Cuando te despiertes, da las gracias por el nuevo día y decide tres sentimientos que desees experimentar durante el día.

Por ejemplo: ”Quiero sentirme alegre, seguro y con claridad hoy». O, bien después de un poco de oración e introspección, puedes desear: «Cuando me vaya a la cama esta noche, quiero sentirme tranquilo, contento y satisfecho por lo que he realizado».

Recuérdalos durante el día y toma las acciones pertinentes que te lleven a lograrlo.

#7 ¡A sudar!

El ejercicio y la actividad física son un ritual que siempre funciona para hacernos sentir bien, elige la actividad más propicia para ti. Ya sea una caminata, yoga, correr, rutinas caseras, etc. ¡Sólo hazlo! Muévete mínimo por 15 minutos al día.

¡Recuerda disfrutar!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.