Salud Integral

6 formas para fortalecer las defensas después de la cuarentena

Después de la cuarentena, es fundamental mantener nuestro sistema inmunológico lo más fuerte posible. Debido a que nuestras necesidades de salud cambian a medida que envejecemos, podemos desarrollar afecciones en los últimos años de vida, que requieren medicamentos u otras formas de tratamiento. Estas condiciones y tratamientos pueden aumentar la vulnerabilidad a las bacterias y los virus, sin embargo hay medidas que podemos tomar a cualquier edad para fortalecer nuestro sistema inmune.

Te compartimos siete sencillas maneras en las que puedes mantener tus defensas altas durante el brote de coronavirus y durante todo el año. Ten en cuenta que esto no pretende reemplazar u ofrecer asesoramiento médico, así que no dejes de consultar a tu médico si tienes síntomas.

1~ Come comida real y saludable

Una dieta saludable ayuda todo nuestro organismo a funcionar de la mejor manera, pero esa no es la única razón por la que es importante, la calidad de la nutrición es un factor poderoso que contribuye a fortalecer nuestro sistema inmunológico y nuestra respuesta. Algunos estudios realizados en la Escuela de Medicina de Harvard arrojan evidencia sobre una conexión entre la nutrición y la inmunidad de las personas mayores, ya que las personas mayores tienen más probabilidades de tener deficiencia de micronutrientes como el zinc, el cobre y las vitaminas.

Comer alimentos reales, no procesados, que son ricos en vitaminas y minerales, así como evitar el alcohol, los alimentos fritos y el azúcar puede ayudar a aumentar una respuesta inmune óptima.
Incluir superfodos a la dieta puede ayudar a brindar nutrientes de forma natural a nuestro cuerpo.

1~ Continúa lavando y desinfectado tus manos

Lavarse las manos a fondo y con frecuencia, especialmente cuando has estado en contacto con alimentos y después de estornudar y toser, puede ayudar a prevenir la propagación de gérmenes que causan enfermedades. Es importante seguir las normas de sanidad: enjabonarse las manos con jabón (sin agua) durante al menos 20 segundos antes de enjuagarse con agua limpia. El uso de gel antibacterial es la segunda mejor opción, especialmente cuando no tienes la posibilidad de lavarte las manos.

3~ Llevar una hidratación correcta

Es bien sabido que mantenerse hidratado ayuda al cuerpo a eliminar toxinas, incluidos los subproductos de la enfermedad. Pero a medida que envejecemos, nuestros receptores de sed pierden sensibilidad, lo que significa que podemos deshidratarnos antes de reconocerlo. Podemos combatir esto comiendo alimentos con alto contenido de agua y bebiendo mucha agua. Si te cuesta trabajo beber agua natural puedes preparar infusiones con frutas o con tés.

4~ Darle prioridad al descanso

La duración y la calidad de nuestro sueño pueden afectar nuestra capacidad de combatir enfermedades. La evidencia científica asegura que el sueño profundo puede fortalecer el funcionamiento de las células T, las células inmunes que destruyen patógenos como los virus y el cáncer.

Si tienes problemas para dormir o no puedes dormir profundamente, hay algunas acciones fáciles y de bajo costo que pueden ayudarte, como beber un té herbal nocturno, apagar las pantallas, los dispositivos móviles y las luces brillantes una hora antes de acostarte, o usar compresas de termoterapia para relajar el cuerpo.

5~ Mantente activo

Hacer ejercicio es una forma poderosa de estimular el sistema inmunológico, ya que hace que los anticuerpos y los glóbulos blancos del cuerpo circulen más rápidamente, lo cual significa que pueden detectar y combatir los virus y bacterias con mayor facilidad. Mantenerse activo también reduce las hormonas del estrés, lo que disminuye las posibilidades de enfermarse.

La investigación sugiere que los efectos del ejercicio también pueden ser relevantes para combatir el virus, se ha demostrado que simplemente elevar la temperatura del cuerpo puede ayudar a matar los gérmenes.

La clave es hacer ejercicio con moderación. Se recomienda por lo menos de 15 a 60 minutos de ejercicio 5 días a la semana.

6~ Manejo del estrés

Especialmente durante este tiempo de brote y cuarentena, la mayoría estamos experimentando niveles más altos de ansiedad, preocupación y estrés. Nuestros cuerpos responden al estrés elevando los niveles de cortisol en la sangre, lo que disminuye la cantidad de linfocitos, los glóbulos blancos que combaten las infecciones, esto nos pone en mayor riesgo de contraer infecciones virales, ya que al exponernos por periodos largos de estrés, somos más propensos a sentir depresión y al aumento de la inflamación en el cuerpo, lo que puede sobrecargar y suprimir el sistema inmunológico. Los altos niveles de estrés también pueden afectar la calidad del sueño, disminuyendo potencialmente la respuesta inmune.

Entonces, ¿cómo podemos manejar el estrés, especialmente en estos tiempos?

  • Limitar el consumo de noticias.
  • Buscar un entretenimiento que ayude a reír.
  • Programar tiempo para conectarse con familiares y amigos, ya sea por teléfono u otras plataformas. Si es posible y seguro hacer algunas visitas llevando las medidas de sanidad como el uso de caretas, tapabocas y gel antibacterial.
  • Iniciar una práctica de yoga, se ha demostrado que el movimiento, el estiramiento y el trabajo de respiración reducen el estrés.
  • Realizar una práctica de meditación, oración o simplemente sentarse en silencio, tomarse 10-15 minutos al día para estar en quietud y respirar profundamente, ayuda a nuestro cuerpo a reducir la respuesta al estrés.

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.