Salud Integral

5 extraordinarios beneficios de los probióticos que no tienen que ver con la digestión

En el mundo de la salud, sería difícil hablar sobre la salud intestinal sin mencionar los probióticos en la misma conversación. También conocidos como bacterias «buenas» o «útiles», los probióticos han sido ampliamente estudiados por su papel en la lucha contra la inflamación intestinal y ayudar al cuerpo a absorber nutrientes específicos. Y aunque todo esto ocurre en gran medida en tu colon, estos beneficios se extienden mucho más allá de la digestión. En última instancia, la salud de tu intestino puede afectar casi cualquier otro aspecto de tu salud y bienestar. Y gracias a las bacterias probióticas que obtenemos al comer alimentos fermentados o al tomar un suplemento de alta calidad, podemos ayudar a mantener nuestra salud intestinal todos los días. Aquí hay cinco formas interesantes de sentir el impacto, aparte de una mejor digestión:

1~ Los probióticos pueden ayudar a fortalecer tu sistema inmunológico

Dado que las células inmunes se encuentran en el intestino (se cree que tu intestino representa como el 70 por ciento de todo su sistema inmunitario), un intestino lento y desequilibrado también puede significar una función inmune debilitada.

Por ejemplo, hay evidencia que indica que los probióticos pueden ayudar a inhibir el crecimiento de bacterias dañinas que causan enfermedades, dando un impulso a tu sistema inmunológico a la hora de prevenir infecciones virales como el resfriado común. Algunos estudios sugieren que los probióticos pueden incluso ayudar a suprimir las alergias y reacciones alérgicas.

2~ Los probióticos se han relacionado con la pérdida de peso

Cuando tu equilibrio intestinal está fuera de control, tiendes a experimentar estreñimiento, gases, hinchazón, diarrea u otros problemas digestivos desagradables, y es más probable que aumentes de peso. La investigación sugiere que los probióticos no sólo ayudan a aliviar estas molestias, sino que también pueden ayudar a eliminar la grasa del vientre al reducir la cantidad de calorías que absorbes de los alimentos que pasan a través del tracto digestivo. Un meta-análisis de 25 ensayos clínicos aleatorizados, que incluyó a más de 1,900 adultos sanos, encontró una reducción moderada en el peso y una mejora en el control del azúcar en la sangre, lo cual es una gran noticia ya que la pérdida de peso, incluso en pequeñas cantidades, puede ayudar a reducir el riesgo de problemas mayores como diabetes tipo 2 y presión arterial alta.

3~ Los estudios sugieren que los probióticos pueden apoyar la salud del corazón

Hablando de presión arterial alta, la enfermedad cardíaca es la principal causa de muerte en todo el mundo, según la Organización Mundial de la Salud. Mantener la presión arterial y los niveles de colesterol bajo control respalda la buena salud general del corazón, y algunos estudios han sugerido que ciertos probióticos, tomados constantemente durante largos períodos de tiempo, pueden ayudar con eso. Una revisión de estudios sugiere que los probióticos pueden reducir modestamente la presión arterial, y varios estudios han sugerido que los probióticos pueden aumentar el colesterol HDL («bueno») y reducir el colesterol LDL («malo») al evitar que sea absorbido en el torrente sanguíneo.

4~ Los probióticos pueden ayudar a aclarar ciertos problemas de la piel

Incluso la piel, el órgano más grande del cuerpo, puede mostrar mejoría con un poco de ayuda de bacterias beneficiosas. Todo se remonta a la idea de combatir la inflamación: los estudios sugieren que algunas cepas probióticas pueden ayudar a mejorar ciertas afecciones de la piel como el acné, la rosácea y el eccema que se derivan de los brotes inflamatorios. Además, algunos probióticos pueden incluso aumentar los niveles de hidratación de tu piel al ayudar a su cuerpo a producir ácido hialurónico, que respalda la elasticidad y rigidez de la piel, evitando signos visibles de envejecimiento.

5~ Los probióticos pueden desempeñar un papel en la salud mental

Obtener una dosis de bacterias beneficiosas en el intestino puede beneficiar positivamente tu estado de ánimo y bienestar mental. Las investigaciones apuntan a desarrollos interesantes sobre cómo impulsar la salud intestinal podría ayudar a combatir la ansiedad y otras afecciones de salud mental y trastornos del estado de ánimo, a menudo ayudando a reducir el cortisol (la hormona principal del estrés del cuerpo). Un metaanálisis reciente que analizó a casi 1,500 adultos de 10 ensayos clínicos mostró que los probióticos pueden incluso aliviar los síntomas depresivos y tener un efecto positivo en la función cerebral.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.