Nutrición, Salud

4 pasos para realizar una dieta detox consciente

¿Por qué necesitamos desintoxicarnos?

Muchas personas creen que los “detox» son un engaño, argumentando que el cuerpo es más que capaz de cuidarse a sí mismo. Sin embargo, la realidad es que nuestros cuerpos podrían no estar completamente equipados para lidiar con la carga de toxinas a las que ahora estamos expuestos: la contaminación, los conservadores, pesticidas y el exceso de azúcar en los alimentos que comemos.

Estos factores tienen el potencial de desequilibrar el azúcar en la sangre, agotar las reservas de nutrientes, provocar la acumulación de sustancias como los metales pesados ​​y provocar una inflamación crónica, todo lo cual puede hacernos sentir cansados ​​y enfermos, ya que el mecanismo de desintoxicación en el hígado se vuelve lento y ciertas toxinas pueden permanecer activas más tiempo del que nuestros sistemas pueden manejar, causando retención de líquidos, inflamación e hinchazón. Y seguiremos sintiéndonos de esta manera a menos que hagamos un cambio para desintoxicarnos.

Aunque no siempre podemos controlar el mundo que nos rodea o nuestra exposición a todos los contaminantes y productos químicos, podemos hacer cambios dietéticos estratégicos que pueden ayudar a contrarrestar sus efectos al ayudar al hígado, curar el intestino, mantener un nivel de azúcar en sangre saludable y aligerar nuestro estado general. Esto, en términos generales, es lo que hace una dieta detox saludable.

Señales de que posiblemente necesites un detox:

  • Antojos de azúcar y carbohidratos
  • Malestar digestivo como hinchazón
  • Confusión y poca concentración
  • Cansancio crónico
  • Dolor en las articulaciones
  • Estrés, depresión o ansiedad
  • No puedes bajar de peso
  • Problemas para dormir

Por supuesto, algunos de estos también podrían ser signos de falta de sueño o de estar lidiando con otro problema de salud, así que asegúrese de consultar a su proveedor de atención médica si está preocupado.

4 pasos para iniciar con una dieta detox

Realmente, no existe una definición oficial de «dieta de desintoxicación», las sugerencias y los alimentos a continuación deben considerarse como un marco que puede personalizarse en función de tus necesidades y preferencias, en lugar de un conjunto de reglas estrictas:

Paso 1: comienza con una dieta basada en alimentos enteros e integrales

Un buen primer paso es deshacerse de los alimentos envasados, procesados ​​y centrarse en alimentos integrales, preferiblemente orgánicos, como verduras, frutas, cereales integrales, frijoles, nueces, semillas, carnes de libre pastoreo, pescado, huevo orgánico y aceites mínimamente procesados ​​como el aceite de oliva o de coco.

Evitar: Azúcares o edulcorantes artificiales, colorantes artificiales, carbohidratos refinados, grasas trans, así como de algunos pesticidas químicos de los productos convencionales.

Paso 2: comienza con una dieta de eliminación

A veces, las «toxinas» que dificultan el funcionamiento óptimo de nuestro cuerpo son alimentos a los que somos intolerantes o alérgicos, pero aún no lo sabemos. Las alergias que son más obvias a menudo involucran hinchazón y dificultad para respirar. Pero las intolerancias y sus síntomas son más sutiles y pueden desencadenar una respuesta inflamatoria en el intestino que conduce a la inflamación de todo el cuerpo y síntomas como diarrea, estreñimiento, hinchazón, eccema, dolores articulares y migrañas.

Las intolerancias alimentarias comunes incluyen la soya, el gluten, el maíz, el huevos, cacahuates, los mariscos y los lácteos. Si tienes algunos de los síntomas anteriores, considera eliminar los posibles alimentos desencadenantes durante un período de tiempo (generalmente toma algunas semanas para notar una diferencia), preferiblemente bajo la supervisión de un médico o dietista registrado. También considera la posibilidad de eliminar el alcohol durante este período ya que tu cuerpo registra el alcohol como una toxina y depende de tu hígado para procesarlo y eliminarlo, lo que le da más estrés a ese órgano.

Paso 3: agrega alimentos específicos para la desintoxicación

Una vez que has agregado alimentos enteros e integrales es momento de ser más estratégicos y agregar alimentos específicos que se ha demostrado que mejoran la digestión, ayudan a sanar el intestino y apoyan al hígado o ayudan en los procesos de desintoxicación del cuerpo de otras formas. Aquí te mencionamos algunos:

1~ Vegetales marinos

La Chlorella, es un poderoso quelante y se ha demostrado que absorbe el 40% de los metales pesados, gracias a su capacidad para apoyar los procesos de desintoxicación que liberan al cuerpo de metales tóxicos y productos químicos, como el mercurio. Agregar una cucharada de chlorella a tu licuado matutino.

2~ Vegetales de hoja verde

Las verduras de hojas verdes oscuras como el kale, la arúgula, espinacas y col rizada contienen clorofilas vegetales, que ayudan a eliminar los químicos, pesticidas y metales pesados ​​del torrente sanguíneo.

3~ Vegetales crucíferos

Las verduras crucíferas como el brócoli, los brotes de brócoli, la col, la coliflor y las coles de Bruselas poseen fitoquímicos que contienen azufre llamados glucosinolatos, que protegen contra las afecciones crónicas, ayudan a mantener la respuesta inflamatoria normal del cuerpo y a eliminar toxinas.

4~ Betabel

Esta raíz de color rubí contiene un tipo de antioxidante llamado betalaínas, que ayuda a promover los procesos inflamatorios normales en el cuerpo y apoyan la reparación de las células del hígado gracias a sus potentes propiedades antioxidantes. También cuentan con altas cantidades de nitratos en la dieta, que pueden expandir los vasos sanguíneos y mejorar el flujo sanguíneo y así ayudar a mantener una presión arterial saludable.

5~ Bayas

Si deseas algo dulce en tu dieta de desintoxicación, opta por bayas como las Goji, arándanos, moras y frambuesas. Todas estas son relativamente bajas en azúcar y ricas en fibra, lo que significa que ayudarán a mantener estable el azúcar en la sangre y controlar los antojos.

También están cargadas de fitoquímicos llamados antocianinas, que tienen potentes propiedades antioxidantes que eliminan los radicales libres y mejoran la salud y el estado de ánimo del cerebro.

6~ Té verde

Esta es una gran razón para hacer de la taza de té verde un hábito. Los fitoquímicos del té verde inducen vías de desintoxicación de fase II. En la fase I, las toxinas se hacen solubles en agua por las enzimas, y en la fase II, las toxinas se unen a sustancias químicas protectoras que las neutralizan y permiten que se eliminen a través de la bilis o la orina. Los antioxidantes polifenólicos del té verde también son antiinflamatorios y tienen efectos preventivos de enfermedades.

7~ Raíz y hoja de diente de león

El diente de león a menudo se promociona por sus propiedades limpiadoras, y un estudio en animales encontró que ayudó al cuerpo a eliminar las especies reactivas de oxígeno que causan estrés oxidativo, lo que reduce el riesgo de aterosclerosis.

8~ Ralladura de limón

Olvídate del agua de limón, agregar un poco de ralladura de limón a tu licuado matutino es una idea aún mejor. Resulta que las cáscaras de los cítricos contienen un compuesto llamado D-limoneno, que se ha demostrado en estudios con animales que ayuda a revertir el daño oxidativo causado al hígado como resultado de una dieta alta en grasas. Sin embargo, beber agua con limón durante el día todavía tiene sus ventajas: es una excelente manera de mantenerse hidratado, lo que ayuda a promover el movimiento de toxinas fuera del cuerpo.

9~ Camu camu

El Camu Camu es una fuente natural de poderosos antioxidantes que ayudan a combatir el mal funcionamiento del hígado. Su alto porcentaje de vitamina C es especialmente importante para la mejorar la salud del hígado. Además ayuda a ralentizar y mejorar el proceso de envejecimiento al ayudar a reducir la inflamación y a disminuir el estrés oxidativo dentro del cuerpo, lo que ayuda a aliviar el dolor, a mejorar notablemente la función inmune.

10~ Alimentos fermentados

El chucrut, el kimchi, la kombucha y otros alimentos fermentados están cargados de bacterias probióticas «buenas», que promueven una digestión saludable y un intestino sano y estable que mantiene las toxinas fuera del torrente sanguíneo. Y según los expertos en medicina funcional, también pueden ayudar a eliminar los metales pesados ​​del cuerpo.

11. Nueces y semillas

Las nueces y las semillas, particularmente el hemp, la linaza y la chía, son ricas en fibra y antioxidantes que promueven una digestión óptima y mueven los alimentos por el cuerpo más rápido, lo que ayuda a eliminar las toxinas. Las nueces también son excelentes, ya que que tienen altas cantidades de grasas omega-3 de origen vegetal. Estas grasas ayudan a reducir la inflamación y pueden estimular el aprendizaje, la memoria y la función cerebral en general.

Paso 4: Mover el cuerpo y dormir lo suficiente

La sudoración quita parte de la carga de desintoxicación del hígado. Deshacerse de las toxinas del cuerpo se realiza a través de dos vías principales. El primero es mejorando la función hepática y el segundo es a través del sudor. La piel es nuestro principal órgano de desintoxicación y la sudoración es la mejor forma de eliminar las toxinas de nuestro cuerpo.

Si aún no haces ejercicio, comienza con algo como caminar y aumenta hasta 30 minutos de actividad aeróbica por día. El entrenamiento de fuerza también es útil.

Por último, trata de dormir al menos de siete a ocho horas cada noche. Durante el sueño profundo, el cerebro es capaz de reparar el daño celular de las toxinas y otras exposiciones, Asñi que asegúrate de darle a tu cerebro la oportunidad de desacelerar y repararse todas las noches durmiendo lo suficiente,

En pocas palabras: las desintoxicaciones pueden ser una forma saludable de apoyar su cuerpo y convertirse en un estilo de vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.